Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 109º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

martes, 2 de marzo de 2021 - 20:50 h

Los cimientos del primer C...

Antonio Moreno Hurtado

La ciencia de estar contigo

José Manuel Valle Porras

Reputeselo (I)

Lourdes Pérez Moral

Las dudas del fundador (I)

20.01.21 - Escrito por: Antonio Moreno Hurtado

Se ha publicado poco, hasta ahora, sobre la figura del licenciado don Luis de Aguilar y Eslava, salvo un par de libros referidos a la fundación del Colegio y alguna monografía sobre su familia.

En el año 1993, con motivo de la celebración de unas Jornadas de Historia en Cabra, publicamos una aproximación a la figura de don Luis de Aguilar y Eslava, a la que habría que hacer hoy algunos matices como fruto de posteriores hallazgos documentales. Don Luis fue un personaje peculiar de cuya vida social apenas se sabe. Su testamento ha sido el habitual punto de partida de los estudiosos de la fundación e historia del Colegio que, por lo general, no han profundizado en la biografía del fundador.

Vargas y Alcalde se limita a afirmar que fue Comisario del Santo Oficio en Cabra, algo inexacto y que murió en Carcabuey cinco días después de otorgar su testamento.

Por su parte, Soledad Rubio afirma que don Luis fue el "tercer hijo de los cinco que hubieron el doctor don Luis de Aguilar y Dª Isabel Toledano, casados en Cabra el día 27 de diciembre de 1597".

Los padres de don Luis fueron, en realidad, el doctor don Diego de Aguilar [Toledano] y doña Ana [María] de Eslava, según consta en el acta de bautismo que se conserva en el archivo parroquial de la Asunción y Ángeles de Cabra. Doña Isabel Toledano fue la abuela de don Luis de Aguilar y Eslava y ya había fallecido cuando se celebró la boda de su hijo don Diego. Por otra parte, la fecha exacta del matrimonio Aguilar y Eslava fue el 28 de diciembre de 1597.
El matrimonio tuvo al menos siete hijos, tres mujeres y cuatro hombres, que se bautizaron en Cabra en las siguientes fechas:
Isabel Victoria, bautizada el 13 de enero de 1599.
Cristóbal Torcuato, bautizado el 27 de mayo de 1600. Presbítero.
Gonzalo, bautizado el 13 de marzo de 1604. Médico.
Bartolomé, bautizado el 8 de enero de 1606. Presbítero.
Beatriz, bautizada el 3 de diciembre de 1607. Monja.
Luis, bautizado el 12 de agosto de 1610. Presbítero.
Leonor Micaela, bautizada el 21 de mayo de 1613.

La base del error de Soledad Rubio en cuanto al número de hijos del matrimonio Aguilar y Eslava estriba en haber tomado los datos del árbol genealógico que figura como apéndice J en la obra de Vargas y Alcalde. Allí aparecen únicamente cinco descendientes del matrimonio. No figuran Cristóbal Torcuato y Beatriz, por no tener descendencia y no influir en dicho árbol. Por otra parte, el Sr. Vargas y Alcalde los coloca en el orden que conviene a la estructura del árbol y no en el cronológico, por lo que el tercer lugar que ocupa don Luis pudo inducir al error. Algunos trabajos posteriores han copiado de Soledad Rubio este dato y el del nombre de los padres de don Luis de Aguilar y Eslava, sin citar la fuente y sin preocuparse de contrastar los datos.

Curiosamente, Soledad Rubio aporta como documento 1 del apéndice G una copia de la partida de bautismo de don Luis de Aguilar y Eslava en la que sí figuran correctamente los nombres de los padres del mismo. En el documento original aparece como padrino el presbítero don Luis de Aguilar [y Toledano], tío del neófito, que era vicario de la villa de Morente y no vecino de dicha localidad, como creyó leer la profesora Rubio.

Por otra parte, la monografía de Joaquín Zejalvo sobre la familia Aguilar y Eslava aclara numerosas incógnitas sobre la misma.

Estas familias, de origen converso, sufrían un cierto rechazo social por parte de aquellos que se tenían por cristianos viejos, lo que les obligaba a ciertas prácticas endogámicas a la hora de sus enlaces. Como reacción de autodefensa muchos de sus hijos se dedicarían a la vida eclesiástica y tratarían de conseguir a cualquier precio una declaración de ejecutoria de nobleza o al menos de limpieza de sangre.

Los matrimonios entre parientes cercanos serán muy frecuentes y tratarán de emparentar con gente libre de sospechas. En el caso de los Aguilar se observa esta práctica hasta bien entrado el siglo XVII, en que algunos de sus miembros consiguen enlazar con familias que poseen una ejecutoria clara de limpieza de sangre.

Pocas noticias hemos encontrado de don Luis como clérigo en ejercicio y muchas como negociante, su auténtica vocación, como resultado de la porción de sangre de origen judeo converso que todavía circulaba por sus venas.

Como clérigo en ejercicio le hemos encontrado en la boda de su hermana doña Leonor Micaela con el abogado don Luis Gómez de Aguilar y Aranda, su primo, celebrada en Cabra el día 15 de septiembre de 1642 y en la que don Luis fue el oficiante. Porque lo suyo eran los negocios.

Sirvan de ejemplo una puja que hace, en febrero de 1654, sobre unas hazas en la Sierra por un importe de 6.494 reales o un préstamo de 26.000 reales, al diez por ciento de interés, que ofrece en 1667 al Concejo local, cobrable sobre diversos arbitrios. Este dinero correspondía a una deuda del Concejo del tercio provincial correspondiente a gastos de alojamiento de milicias. Meses más tarde, el Concejo ofrece a don Luis de Aguilar arrendarle por tres años la dehesa de Prados, bajo forma de hipoteca. Aprovechando la debilidad económica del Concejo, don Luis de Aguilar pide y consigue que se le autorice a cercar "un pedazo de calleja" que queda desde la puerta de sus casas hasta la calle o cuesta de San Juan. Se le autoriza a cerrar dicho espacio, pero no a edificar en él.

(continuará)

más artículos

Los cimientos del primer Colegio de la Purísima Concepción (I)

02.03.21 | Antonio Moreno Hurtado

La ciencia de estar contigo

21.02.21 | José Manuel Valle Porras

Reputeselo (I)

19.02.21 | Lourdes Pérez Moral

Las dudas del fundador (y IV)

19.02.21 | Antonio Moreno Hurtado

Otros silfos y dríades (9)

17.02.21 | Antonio Serrano Ballesteros

Rafael Flores Morante y sus artículos en La Opinión

09.02.21 | Manuel Guerrero Cabrera

Las dudas del fundador (III)

08.02.21 | Antonio Moreno Hurtado

Letrillas populares

08.02.21 | Antonio Serrano Ballesteros

Sonetos adolescentes

28.01.21 | Antonio Serrano Ballesteros

Plaza Vieja (I)

28.01.21 | Lourdes Pérez Moral

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream