Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 108º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

miércoles, 30 de septiembre de 2020 - 20:40 h

La capilla de los santos C...

Antonio Moreno Hurtado

La historia en plano

Lourdes Pérez Moral

La capilla de los santos C...

Antonio Moreno Hurtado

Las ventajas de un Parque Natural

25.07.20 - Escrito por: Antonio Moreno Hurtado

El cronista tiene, en ocasiones, que meditar sobre lo que oye y ha oído en sus contactos con los convecinos. Nos toca hablar hoy de las ventajas y desventajas del anterior Parque Natural de las Sierras Subbéticas, hoy Geoparque de las Sierras Subbéticas.

Un espacio precioso, de más de 32.000 hectáreas, que ya lo era antes de que lo descubrieran los políticos...

Un entorno en el que han sabido convivir, durante muchos siglos, personas, fauna y flora.

Pero no nos atrevemos a intentar describir las bellezas naturales que lo adornan.

Ya en el siglo X, en tiempos del califa Abderramán III, el cordobés Ahmad ibn Muhammad al-Razi (887-955), en su Descripción topográfica de España, primera parte de su famosa Crónica del moro Rasís (Ajbar muluk Al-Andalus), afirmaba que "La tierra de Cabra es mui blanca, et mui buena de plantas et a y tantos de arboles que toda la tierra es cobierta de ellos, et son de buena fruta; et la su agua es mui confortativa, et siempre está en la humidad natural, et los arboles envejeçen y mui tarde, et las yervas y nunca se secan, en manera que siempre ha y pasto, et ha en su termino un monte que llaman Sinblia que es alto en par de las nubes, et en aquel monte ha y muchas buenas flores, et de mui buenos colores de verduras de las yerbas." (p. 7) [y = allí]
Esto lo decía un famoso escritor musulmán, contemporáneo del poeta egabrense Ben Mocadén, hace más de mil años.

El Parque Natural de las Sierras Subbéticas, declarado "parque natural" en 1988 y Geoparque en 2006, se encuentra situado en la parte sur de la provincia de Córdoba y en pleno centro de Andalucía.

Las Sierras Subbéticas están incluidas hoy en la red europea de geoparques (European Geoparks Networks) con el nombre Geoparque Sierras Subbéticas (Subbeticas Geopark) y en la Mundial de Geoparques, avaladas por la UNESCO, desde 2006, por su altísimo interés geológico, así como por sus fósiles, por su fauna y por una singular vegetación.

O sea, una especie de Edén terrenal que ahora nos quieren descubrir. Porque todo esto está ahí desde hace millones de años...
Decíamos que, en demasiadas ocasiones ya, nuestros vecinos se quejan de ciertos inconvenientes que vienen sufriendo desde el famoso año de 1988.
Cuando las autoridades andaluzas, a través de la Consejería de Medio Ambiente, iniciaron las gestiones para la creación del Parque Natural, se multiplicaron las promesas de reconocimiento y beneficios para toda la comarca.

Los pueblos y aldeas se iban a llenar de turistas, que iban a dejar dinero y bienestar. Los propietarios de viviendas, rurales y urbanas, verían crecer un nuevo modelo de turismo, del que se aseguraban grandes ingresos.
Las fincas se iban a revalorizar... Habría cientos de pernoctaciones en nuestra ciudad.
Los comerciantes, en general, y los dueños de bares y restaurantes verían crecer sus negocios a grandes pasos...
Se iba a fomentar el desarrollo de la industria local. Todo un sueño.

Pero pronto vendría la realidad.

En estos años, los comerciantes solamente han visto y ven pasar, de vez en cuando, autobuses y microbuses con excursionistas que suelen traer en sus mochilas la comida y bebida que van a consumir.
Me comentaba, hace unos años, un hermano mayor de la cofradía de la Virgen de la Sierra, que lo usual es que, algún que otro día, llegue al santuario de la Virgen una excursión de personas, de variada edad y aspecto, que andan por los miradores observando el paisaje y entran a la ermita para beber agua y hacer sus necesidades.

Que, de vez en cuando, algunas personas entran a curiosear a la iglesia, en la que casi nunca dejan alguna vela encendida, ni compran recuerdo alguno de su paso por dicho lugar.

Es decir, que solo dejan suciedad, en el sentido más amplio de la palabra.

Imagínense el estado de los servicios tras su uso por medio centenar de personas en poco rato.
Que comen en los merenderos, donde, con más frecuencia de lo deseado, dejan botellas y bolsas vacías, sin utilizar las papeleras cercanas.
Es decir, que le toca a la cofradía limpiar los desechos de quienes, sin gastar nada, se aprovechan de sus instalaciones.
Y qué decir de los propietarios de las fincas...
Me han contado algunos de ellos que, desde la creación del Parque Natural, solo se les han planteado problemas.
Inconvenientes y papeleo para reparar un muro o una puerta derribados por el temporal. Problemas para reparar un camino propio que ha destrozado una tormenta.

Muchas dificultades para conseguir un permiso de reparación o reforma del edificio de una casa en el campo. Alguien me decía: "Si tienes que hacerlo como ellos te exigen, podrían darte una pequeña subvención, al menos..."

Problemas para reparar los linderos de las fincas sin un permiso específico.

Grandes dificultades para obtener permiso para cercar sus fincas.

Una moderna versión del dicho de "poner puertas al campo".

Uno de ellos, familiar del cronista, casi desencajado, nos dice: "Lo normal sería que nos expropiaran las tierras y que hicieran allí lo que les pareciera".
Recordamos nuestra época estudiantil, en que solíamos acercarnos a la granadina Plaza de Bib-Rambla, donde solía haber una especie de mercadillo, especialmente en otoño, donde se podía comprar una variedad de frutos o bayas silvestres de las estribaciones del Veleta. Majoletas, acerolas, sarmeñas, endrinas, madroños, grosellas o moras.

Unos frutos del bosque y del monte que suelen proceder de arbustos libremente creados por la naturaleza, que no ha plantado el hombre.
Unos regalos para el paladar que también se solían vender en Cabra por personas que no tenían otro medio de subsistencia.

Revivimos, con nostalgia, la imagen de un puestecito removible, en la fachada de la antigua casa de los marqueses de Escalona, donde se podían comprar estos productos, especialmente durante la estancia de la Virgen de la Sierra en Cabra.

Majoletas, madroños o acerolas que cogían, también, los jóvenes y no tan jóvenes que bajaban y subían con la Virgen, con motivo de su venida a Cabra.
Una cosecha, puntual, que a nadie perjudicaba y de la que ningún propietario se quejaba...

Durante miles de años, los egabrenses han venido cogiendo, ocasionalmente, de nuestra sierra, plantas medicinales, frutos silvestres o setas de cardo sin que se haya alterado la naturaleza ni producido daño alguno.

Pero, desde 1988, nadie puede coger nada natural del campo de la Subbética.

Ni siquiera en su propia tierra, si tiene la suerte de contar en su propiedad con un retazo de monte.

Ni las exquisitas setas de cardo, ni hojas de plantas medicinales, ni florecitas de manzanilla para hacerse una infusión... so pena de una importantísima sanción económica.


¿Qué hemos hecho mal para ello?
Nosotros nos preguntamos. ¿Qué pasa cuando estos frutos naturales maduran? ¿Lo coge alguien, se los come alguien? Porque sería una pena que se secaran en el matorral...
Seguro que alguien come de estas especies o incluso caza jabalíes, con posible nocturnidad y alevosía.
Pero se trataría de personas privilegiadas, amparadas por un carguillo o un parentesco con el mismo.
Y hablando de carguillos.
Se nos puede decir que, gracias al Parque Natural o Geoparque, se ha creado, además, un puñado de puestos de trabajo.
Muchos se preguntan, dónde y cuándo se ha celebrado el proceso de selección de estas personas, dentro de los principios de "igualdad, mérito y capacidad", que dice la norma.
No me digan que "eso lo paga el Estado".
Son los ayuntamientos, a través de una cantidad fijada para contribuir a los gastos de la Mancomunidad y del Parque, los que pagan la mayor parte.
Pero, ¿de dónde sacan los ayuntamientos el dinero para todos estos gastos...?
De donde siempre. En este caso, de los "subbetiquenses" o "subbéticos", si me permiten decirlo.
Qué suerte, que otros lugares de España puedan disfrutar e incluso vivir de esta actividad.
Soria, Granada, ...
Decíamos que, poco antes de 1988, cuando se hablaba, ya en serio, de crear un parque natural en las Sierras Subbéticas, algunos municipios valientes pusieron algunas condiciones.
Las canteras de Cabra estaban condenadas a su extinción.
La normativa del Parque Natural obligaba a su cierre. Hubo denuncias e intervenciones judiciales a recursos de las empresas explotadoras de las mismas.
En el año 1989, esta zona se declaró espacio protegido, por lo que la actividad de explotación de piedras y mármoles quedó suspendida.
Pero en el "lapiaz" de Los Lanchares continuaba la actividad clandestina de varias canteras que proseguían con sus trabajos de extracción.
Por fin, una sentencia de 23 de mayo de 1992, del Tribunal Superior de Justicia, corroborada por el Supremo, confirmó la orden de paralización definitiva de las canteras.
Continuaron los recursos y las resoluciones denegatorias.
En el año 2003, la Consejería de Medio Ambiente autorizaba ciertos trabajos de restauración ambiental de las explotaciones de piedra caliza de Cabra.
Tres años después, en 2006, se ordenó la paralización definitiva de esta actividad.
La existencia y explotación de canteras egabrenses de piedra caliza y de mármoles están probada desde hace más de veinte siglos.
El mármol rojo de Cabra ha sido y es un referente obligado en la historia del Barroco español.
La piedra de Cabra, en su última versión, Capri ("de Cabra"), se encuentra representada entre los más importantes edificios y monumentos civiles y religiosos de casi todo el mundo.
Su clausura supuso el cierre de varias empresas y el despido de sus numerosos trabajadores. El problema económico, dentro de su importancia, no era lo peor.
Cabra dejaba de ser un referente en el mundo del arte y de la cultura...
Recordamos a un político local que, al comentarle el problema, nos decía: "Pero hombre, cómo se van a autorizar unas canteras en los mismos Lanchares, cómo destruir un paisaje de milenios..."
Nuestro deseo de suerte para que lugares como Macael, Chercos, Alicante o incluso Carrara, no se vean amenazados en su famosa producción de mármoles.
Por otra parte, al tratarse de un Parque Natural, no soñemos con recursos modernos para obtener energías limpias. Olvidemos lo de huertos solares o parques eólicos.
Por su especial orografía, la Subbética serían un enclave ideal para este tipo de instalaciones.
El "lapiaz" de los Lanchares, "la perla de la Subbética", ha sido siempre famoso por sus vientos casi constantes y por el paso de contrabandistas y de zorzales, esos simpáticos ladroncillos de aceitunas que hacían el deleite de los cazadores.
En otras circunstancias, las cumbres de las Sierras Subbéticas hubieran sido un enclave ideal para la instalación de modernos molinos de viento, que iban a proporcionar energía eléctrica gratis a todos los "subbetiquenses", además de dotar a los ayuntamientos de unos importantes ingresos para el desarrollo de sus proyectos.
Pueblos hay, en otros lugares de España, en que, con la instalación de dos o tres molinos, se han garantizado proyectos para evitar su desaparición.
En cuanto a Cabra, hoy por hoy, las gentes que nos visitan lo hacen por Cabra en sí misma, no por su pertenencia a Parque alguno.
Lo que Cabra ofrece ahora ha estado ahí desde siempre, con las mejoras oportunas llevadas a cabo, en el día a día, por sus vecinos y dirigentes.
En el verano de 2019, los evaluadores de la UNESCO visitaron los municipios de la Subbética, de cara a revalidar la condición de Geoparque Global del antiguo Parque Natural de las Sierras Subbéticas.
Los roces e interferencias entre la administración del parque natural y determinados estamentos de la comarca, especialmente propietarios, empresarios y agricultores, surgieron desde el momento de la puesta en funcionamiento del citado parque natural.
Recientemente, la situación parece ir mejorando, como resultado de las gestiones de la nueva Junta Rectora, por una nueva percepción del problema por parte de la administración medioambiental, aunque haya todavía muchos aspectos que, al parecer, se pueden mejorar.
El PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) y el PRUG (Plan Rector del Uso y Gestión) de nuestro parque natural recogen la normativa donde se establecen todos los aspectos que relacionan a los habitantes de la comarca con el espacio protegido.
Es norma, que su aplicación no sea fácil, dado que, en ocasiones, lo que pudiera ser posible a simple vista, pueda llegar a suponer un problema desde otra perspectiva.
Agricultores, propietarios, empresarios, clubes deportivos, colectivos ecologistas, cotos de caza, ayuntamientos y la administración del parque tienen intereses que muchas veces no solo no coinciden, sino que parecen estar abiertamente enfrentados.
De ahí la importancia de interpretar, sabiamente y con toda la flexibilidad posible, la normativa existente, tratando de evitar que el ciudadano de la subbética tenga la sensación de ver sus derechos y libertades dañados.

más artículos

3 de septiembre - Día de la Bandera y el Tambor

03.09.20 | Antonio Ramón Jiménez Montes

La calle de la Virgen de la Sierra

01.09.20 - HISTORIA | Antonio Moreno Hurtado

Hoy mi padre cumpliría 95 años...

26.07.20 | Mercedes de la Fuente Arranz

Carlos Rafael Martínez Arroyo actuó en el Centro Filarmónico Egabrense el 10 de julio de 2020

17.07.20 | Rafael Nieto López

Museos con alma. Conócete de nuevo.

17.05.20 - DIM 18 DE MAYO | Antonio Ramón Jiménez Montes

El tiempo

17.05.20 | Mercedes de la Fuente Arranz

Aumentan los incentivos al micromecenazgo para todos los fines de interés general

12.05.20 - FUNDACIONES | Redacción / AEF

La posesión de balón

02.04.20 - CORONAVIRUS | Alejandro García Rosal

Las majestades de Occidente

11.01.20 | José Manuel Jiménez Migueles

Entrega de las Medallas de Oro de Andalucía

01.03.19 | Alejandro García Rosal

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream