Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 108º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

domingo, 9 de agosto de 2020 - 21:42 h

Letrillas populares

Antonio Serrano Ballesteros

Las honras regias en los p...

Antonio Moreno Hurtado

Los huesos de un humano, l...

Sandra María [Sao] Santist...

La posesión de balón

02.04.20 - Escrito por: Alejandro García Rosal

Hace unos días, en una conocida red social, mi amigo y paciente maestro de piano, Alfonso, colgaba un video en el que, a las 8 de la tarde -que al final vamos a hacer lorquianas- tocaba su piano en la ventana de su casa para llevar un poco de alegría a las confinadas gentes del lugar. Noble y loable gesto por su parte. Si hay algo que está aflorando estos días son los espontáneos gestos de agradecimiento, que tratan de aportar un poco de alegría, y por qué no, compañía, a los vecinos.

Cada uno estamos viviendo una guerra por nuestra cuenta, y de puertas para adentro nadie, solo cada uno de nosotros, sabemos lo que se está librando. Veremos a ver como escapa más de uno cuando esto termine.

Somewhere over the rainbow sonaba... a las 8 de la tarde (léase con la pausa necesaria).

Pues bien, el primer comentario al video fue "Alfonso a ver si puedes tocar más alto que no se escucha en Jandemor (por LOPD obviaremos el decir el nombre del barrio).

Ni un agradecimiento, ni una muestra de cariño, ni la vieja táctica del comentario mamporrero, preparatorio, propedéutico, tipo "Que alegría Alfonso, gracias por tu altruista gesto, es un honor tenerte de vecino... solo una cosita, a ver si pudieras si no es mucho pedir, intentar subir el volumen, que en Jandemor (por LOPD obviaremos el decir el nombre del barrio), no se escucha del todo bien. Un saludo mío y de mi marío".

¡quijoputa Alfonso! Que toca bajito.

El agradecimiento es para el pueblo español una asignatura pendiente, como dar indicaciones de dónde está una calle, o hasta hace poco, ganar un Mundial del deporterey.

Cuando uno pregunta por una calle, la respuesta más probable que te puedes encontrar es (porque en Cabra es poco probable que te digan, perdona -¿perdona?- yo es que no soy de aquí. Ojalá...

Cabra, ¿Dónde están las maestras y las enfermeras que te repoblaron en los 80?)

Tira pabajo (que puede ser derecha o izquierda. Incluso las dos), haciendo esquina hay una tienda que era de la Mari, la que tenía una hija que se fue a Barselona, si hombre que su marío era conserje en las escuelas, y el pobre ya se murió. Su hermano tenía una viña pero la quitaron, claro quién iba a querer ya una viña si la gente se iba a Lusena a lijar puertas...

Luego se vinieron y se compraron una huertecita en el Pedroso... la mar de a gusto que están...

Cuando llegues, frente por frente está la fuente y el estanco que era del de las papas fritas. Pues allí, preguntas. ¡Chapeau!

Gracias, Perdón, Llevas razón y Bershka, son las cuatro cosas más difíciles de pronunciar para el español medio. Cada una de ellas (menos Bershka) genera en su lugar una respuesta de justificación inmediata. Una cadena interminable, imposible a veces, de justificaciones.

Nadal vs. Djokovic en julio a las 4 de la tarde. Endless.

Igual ocurre con la ancestral ecuación: Hablar más Escuchar = Comunicación

A veces ocurre que te encuentras con personas, que te cuentan lo necesarios que para el mundo son. Ellos o sus hijos. O te cuentan lo sumamente jodidos que están. Una inyección de moral en toda regla.

Y después de la perorata, ¡Condios! Ahí te pudras.

Cuando terminas de "hablar" con ellos, de pronto, tu jeta aparece en una pantalla imaginaria, como el rosco de pasapalabra, y debajo, en letra Olivetti, aparece la estadística de la posesión de balón, como hacia Michael Robinson en el Canal Plus de los ojos medio cerrados y los risquetos.

Posesión de la palabra en este caso.

Tu compañero de conversación (¿monólogo?) ha sido el Barsa de Guardiola. Y tú acabas de ser el Egabrense de Paco Pastor. Apabullante derrota.

En ese momento te sientes enterrado en el albero del "poli".

Y luego encima te dice, a ver si hablamos hombre, que estás mu "despegao".

En mediación se usa la expresión: "No escuchamos para entender, escuchamos para responder". Una verdad y una tremenda pena.

Escuchar, hablar, entenderse... es pim pam pum. No hay otra. Posesión de balón 50% -50%

Y tú que me lees, ¿cómo lo haces?


más artículos

Las ventajas de un Parque Natural

25.07.20 | Antonio Moreno Hurtado

Hoy mi padre cumpliría 95 años...

26.07.20 | Mercedes de la Fuente Arranz

Carlos Rafael Martínez Arroyo actuó en el Centro Filarmónico Egabrense el 10 de julio de 2020

17.07.20 | Rafael Nieto López

Museos con alma. Conócete de nuevo.

17.05.20 - DIM 18 DE MAYO | Antonio Ramón Jiménez Montes

El tiempo

17.05.20 | Mercedes de la Fuente Arranz

Aumentan los incentivos al micromecenazgo para todos los fines de interés general

12.05.20 - FUNDACIONES | Redacción / AEF

Las majestades de Occidente

11.01.20 | José Manuel Jiménez Migueles

Entrega de las Medallas de Oro de Andalucía

01.03.19 | Alejandro García Rosal

Ruido

02.12.18 | Javier Vilaplana Ruiz

Yonka Zarco en el "Club de lectura" de Por Amor al Arte

30.09.18 | Antonio Suárez Cabello

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream