Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 107º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

domingo, 21 de abril de 2019 - 06:46 h

"C-119, piezas recuperadas...

Pablo Luque Valle y Fernan...

Indulgencias para los estu...

Antonio Suárez Cabello / A...

Tres escritos firmados por...

Antonio Suárez Cabello / A...

Leli y Vinutha

11.02.19 - Escrito por: Alejandro García Rosal

Leli tiene una sonrisa gigante y muchas ganas de contarnos su experiencia. De transmitirnos lo que ha vivido. Y tiene una vitalidad y una energía que contagia. Un poco más y empieza a contarme cosas desde que venía bajando la calle Álamos.

Casi no nos hemos sentado a tomarnos el café y ya hemos empezado a hablar. Ella habla y yo escribo todo lo rápido que puedo.

Qué bonito es escuchar hablar de solidaridad con personas así.

Con sus grandes ojos llenos de vida y buen rollo no es capaz de expresar todo lo que tiene dentro de su reciente experiencia. Viene removida, como ella misma reconoce. Aun se le agolpan los recuerdos, aunque desde el primer minuto que hablamos para plantear poner negro sobre blanco su experiencia muestra una intención clara de darlo a conocer.

Araceli Arroyo Ruiz, Leli como la conocemos en Cabra en una joven vitalista y con mucha actitud positiva. Profesionalmente dedicada a la podología y como principal hobby el deporte. Cualquier deporte, nadar y correr en cabeza.

La India es el destino que vamos a conocer hoy, en esta segunda entrega de nuestra serie Solidaridad en Femenino.

Todo comienza en la Navidad de 2010, y tras sentir una fuerte atracción por la India como destino, decide volar hasta el lejano Oriente. A ver qué pasa.
Madrid-Londres-Nueva Delhi y viaje por la zona norte (Rajastan, zona más turística, Taj-Mahal, Jaipur). Casi un día entero con los pies separados del suelo.
"Tienes que vacunarte de todo"

Primer choque cultural, el caos. El abismo social que nos separa. Como suele ser habitual en estas experiencias, se experimenta un fuerte choque entre nuestra realidad y aquella.

"Life in motion" durante el día. Claxon como banda sonora y la aventura de cruzar la calle. Todo son carreras y gente, mucha gente, desplazándose en cualquier tipo de vehículo. De noche todo es silencio y gente agolpada, arracimada, durmiendo en las calles. La ciudad es un caos abarrotado. Hasta allí llegaron miles de personas buscando oportunidades.

"Ellos invaden tu espacio vital, tú eres el foco de atención".

"Aquella realidad era tan diferente a la mía...". De hecho, después de ver aquello su mentalidad cambió. O cambiaba el chip o buscaba el primer vuelo de vuelta hasta la mismísima Fuente del Rio.

10 días después de su llegada Delhi se ha transformado para ella. Y ella se ha transformado a la misma velocidad. Ya no es la misma turista mochilera occidental y accidental que llegó una noche, se hospedó en un surrealista establecimiento que podría haber dado vida al Exótico Hotel Marigold, se montó en un taxi a conocer la ciudad y a través del cristal vio a una niña preciosa con ojos de miel que le pedía ayuda.

Algo se movió en ella. "Me conmovió y fui consciente del abismo sociocultural que había entre nosotras".

Sin embargo, la India era ya un sueño cumplido. Nada más. No era una obsesión, no era un objetivo permanente. Quizás, ni siquiera un proyecto a donde volver.

Hasta que un día, sus compañeros podólogos y "runners" le meten en el cuerpo un peligroso gusanillo.

Congreso de Podología de Santiago, septiembre de 2018. "Leli, mira, hay una carrera solidaria en la India... y tú, como corres, y te gusta la India, ¿te apuntas y hacemos un equipo?"

Tres meses después, los "podorunners", Ernesto, Cecilio y Leli estaban invirtiendo las casi 24 horas de vuelo en llegar hasta Bangalore, al sur. Llegaba esta vez convencida de un objetivo que no deja de repetir, tiene que transmitirlo. Compartirlo. Aunque Leli no solo lo comparte. No solo lo cuenta entusiasmada. Ella lo contagia cuando te habla.

"Este tren no puedo dejarlo pasar", dicho tren se llama "Un kilómetro, una vida", vaya nombre chulo. Una carrera solidaria por la India más profunda, donde correr solo y de noche se puede convertir en un verdadero riesgo.

La Ultra Maraton de Anantapur es una carrera de 160 kilometros, que en esta IV edición coincidía con el 50 aniversario de la llegada de Vicente Ferrer a Anantapur. Anantapur, en dialecto "Telugu" significa Ciudad del Infinito. ¿Es o no es un nombre fantástico?

Como en tantos otros sitios, como en nuestra anterior experiencia en Kenia, el vehículo común para comunicarse es el inglés, pero los dialectos locales aún se mantienen. En el caso de Kenia, es el maravilloso swahili, en la India, el Telugu.

El objetivo último de la carrera es la creación de una aldea, que se llama Sundaraiah, desde donde sale la carrera. Se trata de 45 viviendas para familias nómadas del desierto que han decidido asentarse.

Leli sigue hablando y hablando, y con sus grandes ojos grandes no para de transmitir la ilusión de que todo lo que ha vivido. Sonríe de pronto, ella sola, ante cualquier recuerdo, cualquier foto, cualquier video. Una sonrisa que te contagia.

Los participantes en la carrera inaugurarán el poblado construido el año anterior, del mismo modo que aquellos que hagan la carrera el año que viene lo harán con el poblado que se construya con los fondos obtenidos en la carrera celebrada este año.

Para Leli fue un momento muy emotivo entregar e inaugurar esas viviendas. El ritual para inaugurar cada casa impresiona, se entra con el pie derecho, se rompe un coco en el suelo y se planta un árbol en la puerta. Sencillo, para qué más. ¿Tendremos demasiadas cosas?

Viviendas que llevan el nombre de la mujer. Por si enviuda, o el marido la abandona, ella siempre tendrá su propio techo bajo el que cobijarse.

Ese es uno de los grandes objetivos de la Fundación Vicente Ferrer, el empoderamiento de la mujer. Junto con el proveer de recursos para que los hombres y mujeres a los que atiende puedan prosperar de una manera autónoma. Y educar. Esa labor tan importante. Educar y preparar a los niños y niñas de los poblados. Esta es una ardua labor que nos hace pensar a los occidentales, una vez se observa el trabajo llevado a cabo allí y las condiciones en las que se desarrolla dicho trabajo, si verdaderamente aquí estamos construyendo un buen proyecto educativo. Si recursos materiales y humanos se explotan verdaderamente bien. Sería necesaria un poco de autocrítica a este respecto.

Un ejemplo. Una mujer viuda con tres hijas. Un papelón. "En la India tener una hija no es productivo". La mujer no tiene ni voz ni voto.

Ana, la viuda de Vicente Ferrer, en una de sus charlas con los voluntarios y los participantes de la carrera, les explica las dificultades iniciales a las que tuvo que enfrentarse Vicente Ferrer y su Fundación. Desconfianza de la clase política y una potencial "amenaza religiosa" a la que tuvo que hacer frente. No, no estaban allí para convertir a nadie. Estaban allí para ayudar. Para ayudar de una manera práctica. No estaban allí para darles peces, sino para enseñarles a pescar.

Ahora Leli ha cambiado su idea sobre cómo ayudar. Ella está convencida de que no sirve de nada solo dar. Hay que procurar los recursos necesarios para que se pueda prosperar. Ese es un canal corto y cercano de ayuda y solidaridad.

Ha vuelto pensando que algo suyo se ha quedado allí. Que ha aportado. La primera vez volvía a su mundo occidental conservando miles de recuerdos como un viaje más. Una chincheta de color más en el mapa.

Ahora deja parte de su corazón allí porque ha colaborado en crear algo que perdurará. Y vuelve pensando en que se puede hacer algo más.

"Yo tengo un vínculo con la Fundación. Quiero volver"

Definitivamente podemos decir que conocer el proyecto de la Fundación Vicente Ferrer ha cambiado la vida de Leli. Como ella es una chica top también nada. Y ha participado en la prueba solidaria en aguas abiertas "Brazadas solidarias". Brazadas solidarias es un proyecto deportivo que se define como "comprometido con la transformación de la vida de miles de personas que viven en situación de pobreza y exclusión social en la India rural", por eso colabora mano a mano con la Fundación Vicente Ferrer.

Volviendo a la carrera. La carrera tiene un sentido que la convierte no solo en un reto deportivo, es un reto común de gentes de distintas castas, razas, mujeres y hombres.

"Gentes de cien mil raleas", que cantaba Joan Manuel Serrat...

Occidentales e hindúes. Se nota la unión, se palpa la igualdad, y se transmite el afecto y la generosidad de las gentes que te reciben a su paso por las localidades por donde transcurre la carrera. Es una fiesta continua. Agasajos, bailes, tradiciones, sonrisas... "no se puede explicar, es un subidón constante".
La carrera es una fiesta. La carrera dura unas 26 horas, y el sábado es cuando conocían a los niños y niñas apadrinados por los participantes.

La carrera termina en Bathalapalle, con la llegada al mausoleo de Vicente Ferrer, que es donde está el hospital de la Fundación. Hay niños con poliomielitis, enfermedades que desaparecieron en España hace años.

Como curiosidad, en la salida de la carrera, que estaba perfectamente organizada porque del cumplimiento de los horarios dependía el resto de los relevos de los equipos y no sobrepasar las 26 horas de aventura, el político de turno llegó tarde. Rodeado de una guardia pretoriana armada, y ante el reclamo de fotos y videos a nivel internacional llegó, tarde, a aportar su granito de arena. Hacerse una foto y sacar un fajo de billetes. Estado puro.

Además de la carrera, además del miedo, las risas, las fotos, la luz, la noche y el esfuerzo, hizo una Community Run, una carrera con niños discapacitados donde hizo un relevo a modo de tándem con un niño ciego. Lo típico.

Namasté... namasté... repite en cada video cuando saluda al montón de caras sonrientes que salen al encuentro de los corredores. En la mayoría de las fotos con su "bindi", su puntito rojo en el entrecejo, mimetizada en el ambiente.

No deja de sorprenderle la reacción de los niños. Siempre despiertos. Siempre atentos y con ganas de aprender y prosperar.

En un ejercicio de imaginación no muy complicado podemos colegir como es una escuela allí.... Pues se trata de proyectos educativos concienciados y preparados para preparar. Para preparar a alumnos sordomudos; para preparar a alumnos ciegos o que corren un serio riesgo de quedarse ciegos; para preparar a unas niñas que aprenden español en seis meses; para preparar a alumnos que respetan a sus profesores y lo que estos hacen por ellos... que importante esto último... la utopía en el tercer mundo.

No para de hablar de la importancia de la labor de la Fundación y de lo que supone en la población el agradecimiento y aprovechamiento de los recursos que esta les ofrece.

"La Fundación es un oasis en mitad del desierto". La Fundación es un oasis que ha dado prosperidad y oportunidades a la población. Personas discapacitadas, niños y mujeres. Los eslabones más débiles de la cadena.

"Fortaleciéndolos ayudas a todos". Impresionante. Palabras que suenan duras pero contundentes como una letra de Los Chichos. Palabras que si no te remueven a lo mejor tienes una piedra en mitad del pecho con ventrículos y aurículas.

Ahora los hombres aceptan el trabajo de la Fundación en cuanto al empoderamiento de la mujer.

La Fundación alienta numerosos proyectos. Curiosos algunos, como la financiación "Dan microcréditos para comprar una búfala o una máquina de coser". Tremendo.

Y en esto, Vinutha. Su alter ego. Vinutha es su niña amadrinada.

Vinutha es una niña de 7 años a quien compara con su sobrina, que es de la misma edad. Pretende establecer un vínculo entre ellas. Que se escriban cartas, que se manden dibujos, que se escuchen... dos niñas de la misma edad en dos mundos diferentes. Antes de irse, le comentó a su sobrina que iba a viajar a un sitio muy lejos y conocer a una niña que tenía su edad, y su sobrina le hizo un dibujo para que se le diera a Vinutha en el que dos niñas se cogían de la mano abrazando un mundo. Un mundo imaginario y tierno desde la perspectiva de una niña de 7 años. "Vinutha´s World" lo llamó la pequeña.

Ojala ese mundo suponga la oportunidad para tantas y tantas personas que solo han cometido el error de nacer en el "sitio equivocado".

"La felicidad según Vicente Ferrer" es un documental que Leli nos recomienda. Sin lugar a dudas esta experiencia ha calado de manera definitiva en ella. Después de hablar con ella, después de ver como se iluminan sus ojos, después de que te contagie su amplia sonrisa, yo me atrevería a llamarlo La felicidad según Leli.

"Lo que recoges es más valioso que lo que dejas". "Volvemos a casa con la maleta vacía pero llena de emociones y con la convicción de que erradicar la pobreza es posible. Y la prueba está en Anantapur"

más artículos

"C-119, piezas recuperadas de la Sierra de Cabra", una exposición que hay que visitar.

19.04.19 | Pablo Luque Valle y Fernando Marín Vargas

¿Cuánto costaba morirse?

09.04.19 | Antonio Moreno Hurtado

Indulgencias para los estudiantes del Instituto que asistan a los actos cuaresmales en la iglesia de Capuchinos, concedidas por el obispo de Córdoba (1860)

09.04.19 | Antonio Suárez Cabello / Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava

Tres escritos firmados por Alberto Lista en el Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava (1846) [3/3, boda de Isabel II y admisión de alumnos expulsados]

04.04.19 | Antonio Suárez Cabello / Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava

El hortelano PEDRO MARTÍN PACHO

28.03.19 - HISTORIA | Antonio Moreno Hurtado

GARDEL. LA BIOGRAFÍA DE LOS BARSKY

28.03.19 | Manuel Guerrero Cabrera

Tres escritos firmados por Alberto Lista en el Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava (1846) [2/3, depósito económico del Colegio de Humanidades]

21.03.19 - DOCUMENTO DESTACADO | Antonio Suárez Cabello

La Biblia de Scío y La Cristiada de Hojeda en la exposición "Escenas de la Pasión", en el Oratorio de la Fundación Aguilar y Eslava

14.03.19 | Antonio Suárez Cabello

ENHORABUENA, AGUILAR Y ESLAVA

04.03.19 | Manuel Guerrero Cabrera

Tres escritos firmados por Alberto Lista en el Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava (1846) [1/3]

18.02.19 | Antonio Suárez Cabello / Archivo Histórico de la Fundación Aguilar y Eslava

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream