Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 106º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

jueves, 15 de noviembre de 2018 - 00:48 h

Reflexiones del abuelo Jes...

Antonio Fernández Álvarez

El Instituto-Colegio de Ca...

Pablo Luque Valle

Carlos Gardel en 1918

Manuel Guerrero Cabrera

Fray Bartolomé Duque de Estrada (1597-c. 1665). Un recoleto en Venezuela

03.07.18 - Escrito por: Antonio Moreno Hurtado

Fray Bartolomé Duque de Estrada nació en Cañete de las Torres (Córdoba) en el año 1597. Con muy corta edad, su familia se trasladó a Cabra, donde el padre, don Pedro Duque de Estrada, ejerció el cargo de Contador y Administrador de las Rentas del duque de Sesa en sus Estados de Baena y Cabra.

En el ejercicio de su cargo, don Pedro Duque de Estrada tuvo frecuentes contactos con Lope de Vega, capellán, consejero y secretario del duque de Sesa en Madrid. Especialmente en relación con el cobro de sus salarios.
Algunos datos de la familia y juventud de fray Bartolomé Duque de Estrada los encontramos en el expediente de limpieza de sangre para su nombramiento como Calificador del Santo Oficio de la Inquisición en Córdoba, iniciado el día 7 de junio de 1627. (AHN, Inquisición, leg. 5192, exp. 13.)
Por ese tiempo era Guardián del convento cordobés de la Rizafa.
Las diligencias en su localidad natal, Cañete de las Torres, las lleva a cabo el licenciado Juan Pérez de Uclés, Comisario del Santo Oficio de la Inquisición. Se inician el día 3 de julio.
Los testigos declaran que fueron sus padres Pedro Duque, escribano del Cabildo, Familiar y Notario del Santo Oficio en Cañete y doña Leonor de Velasco.
Abuelos paternos, Bartolomé Duque y Mencía Ruiz. Abuelos maternos, Antón López de Velasco, Familiar del Santo Oficio y Elvira Fernández [de Uclés].
Todos naturales de Cañete de las Torres.
Afirman que fray Bartolomé Duque tenía por entonces unos treinta años de edad y que sus padres se habían marchado a vivir a Cabra hacía unos 25 años, al ser nombrado el padre Contador del duque de Sesa y Soma de las villas de Cabra y Baena.
Que, en el momento de la probanza, don Pedro Duque de Estrada era vecino de Baena.
De manera que fray Bartolomé llegaría a Cabra con unos cinco años de edad y vivió allí hasta su profesión en la orden franciscana. Por esa razón, la mayoría de sus estudiosos le declaran natural de Cabra.
El primer documento fehaciente de la presencia de los Duque de Estrada en Cabra es el acta de bautismo de un hijo de este matrimonio, llamado Andrés, nacido en Cabra en el año 1602 y fallecido muy pronto. (APAC, Bautismos, 8, fº 332)
En Cañete habían nacido sus otros hijos, Bartolomé, Alonso y Ambrosio.
Al parecer, el padre comenzó a usar el apellido Estrada viviendo ya en Cabra, sin que le hayamos encontrado ninguna relación previa con dicho apellido. Una cosa relativamente habitual en aquellos tiempos, cuando algunas personas querían dar más lustre a su ascendencia.
Tío de la madre de fray fue el licenciado Francisco Díaz de Velasco, Comisario del Santo Oficio y vicario de la villa de Cañete. Fundó una capellanía en la iglesia de Cañete, que disfrutó un hermano de fray Bartolomé, llamado Ambrosio Duque de Estrada y Velasco, presbítero, vecino de Cabra y luego de Baena (prot. 1343-P, fº 215, 8 enero 1607).
Hermano de la madre de fray Bartolomé Duque de Estrada fue el licenciado Miguel Díaz de Velasco.
Don Miguel Díaz de Velasco ejerció su ministerio en Cabra desde el año 1583 hasta 1598, siendo vicario de dicha Villa entre 1587 y 1596. Fue Comisario del Santo Oficio en Cabra desde el año 1590 y Canónigo de la catedral de Salamanca desde 1598. (AHN, Inquisición, leg. 5.200, exp. 6). En este expediente se dice que fue su abuelo paterno Miguel Díaz, escribano del Cabildo de Córdoba.
Otros abuelos suyos fueron Marina Ramírez, esposa de Miguel Díaz, Pedro Díaz Borrego y Marina López de Uclés.
Los cuatro fueron, por tanto, bisabuelos por vía materna de fray Bartolomé Duque de Estrada.
Fray Bartolomé Duque de Estrada profesó muy joven en la orden del seráfico padre San Francisco de Asís.
El día 24 de septiembre de 1618 se embarcó hacia Venezuela en la expedición del Comisario fray Juan de Gálvez, cuyos miembros procedían de la provincia recoleta granadina.
Fue uno de los doce misioneros franciscanos que acompañaron al Comisario fray Juan de Gálvez a Venezuela, a través de Santo Domingo (Española). Iban en naves de guerra, por cuenta de la Corona. (AGI, Documentos, 1974, t. I, p. 64. T. II, pp. 76-77. Santo Domingo, 641)
Los franciscanos embarcados fueron el Comisario fray Juan de Gálvez, fray Alonso de San Bernardino, fray Bartolomé Duque, fray Pedro de Castro, fray Juan de Brasas, fray Miguel de Castillejo, fray Francisco de Santiago, fray Francisco Moreno, fray Antonio de Chinchilla, fray Alonso Díaz, fray Alonso Ortiz y el hermano fray Diego Flores. (Documentos, 1974, t. I, p. 64. T. II, pp. 76-77)
Se embarcaron en la nao llamada San Juan Bautista, dirigida por su capitán y dueño Juan Álvarez. Formaba parte de una flota militar que iba en socorro "de las islas de Barlovento".
Fray Juan de Gálvez se había embarcado en una primera expedición a Caracas, el día 1 de marzo de 1601, en la expedición de fray Juan Ortiz Valdivieso, con otros once frailes de la provincia recoleta granadina. (II, 73)
Se desplazaron en la nao del capitán Antonio de Anaya, que se dirigía a la isla Margarita.
En la expedición de 1601 se embarca un joven de Rute, oriundo de Cabra, llamado Juan Pérez Hurtado. Era hijo de Luis Pérez Hurtado y de doña María de Molina, naturales y vecinos de Cabra.
Juan era sobrino del escribano Alonso Fernández de Baeza, que ejerció su profesión en Cabra y Rute.
Juan Pérez Hurtado era nieto del abogado Alonso de Baeza y de doña Isabel de Molina, vecinos de Cabra, en la Plaza Mayor, por el año 1545.
El día 1 de febrero de 1601, fray Juan Ortiz de Valdivieso, con el cargo de "Comisario de la dicha Orden de las Indias para llevar frailes a la provincia de Caracas", cita una Real Cédula que le permite llevar un criado para su servicio y los demás frailes que le acompañan. Para este cargo nombra a Juan Pérez Hurtado.
En la declaración que hace ese mismo día el escribano Jerónimo Rodríguez, en la Casa de Contratación de Sevilla, se dice que Juan Pérez Hurtado tiene 20 años, poco más o menos, "los ojos grandes, moreno, redondo de cara, grandes cejas, buen cuerpo" y que "en la nariz tiene dos señales pequeñas". Esto nos permite aventurar su año de nacimiento en 1581.
En una anotación marginal, se dice que embarcó el día 2 de marzo de 1601 en la nao del maestre Antonio de Anaya, hacia la isla Margarita.
En los registros de pasajeros a Indias se recoge, también, la fecha del 2 de marzo de 1601 como la de salida de Juan hacia Caracas (AGI, Pasajeros, libro 8, entrada 1072). Este Juan Pérez Hurtado se dedicó luego a la milicia con el cargo de capitán.
Siendo ya capitán, casó en Caracas con Ana Bautista de Navas. Su hijo, Antonio Hurtado de Molina, natural y vecino de Caracas, casó en Cabra, el día 12 de enero de 1627, con su prima María Catalina Ramírez Atienza (Desposorios, 4, fº 38v)
Los frailes franciscanos habían llegado a Caracas en 1557.
Tras una larga estancia en Venezuela, a su regreso a España, fray Bartolomé ocupó el cargo de Guardián del convento de la Rizafa, de Córdoba, obteniendo el título de Calificador del Santo Oficio de la Inquisición en el año 1627, como ya hemos indicado.
Durante algún tiempo, ejerció también como secretario de Fray Diego de la Cruz y Mendoza, Ministro Provincial en el convento de Granada.
Por el año 1632, era catedrático de Prima y Vísperas en Úbeda.
En el año 1636, de nuevo como Guardián del convento cordobés, fue comisionado por el duque de Sesa para encargarse del traslado y depósito de los cadáveres de varios miembros de su familia al panteón que los condes de Cabra tenían en Baena.
Fue un insigne teólogo, Colegial de la Capilla Real de Granada y Lector jubilado de la Orden de los menores de Nuestro Padre San Francisco. Escribió una Descripción Compendiaria Universal del Mundo, dedicada al "Serenísimo Señor D. Carlos de Austria, Príncipe de Asturias y de las Españas". Impresa el año de 1640.
En ella afirma, sin probarlo, que el poeta Lucano era natural de Cabra, nacido en el lugar de Luque, en el territorio egabrense, de donde tomó el nombre.


más artículos

Francisco J Díaz, galardonado en el Día de la Provincia

13.11.18 | Redacción / DC

Reflexiones del abuelo Jesús en la residencia (y II)

12.11.18 | Antonio Fernández Álvarez

El Instituto-Colegio de Cabra ante el bombardeo de 1938

07.11.18 - ANIVERSARIO | Pablo Luque Valle

Una emigración egabrense a Hawái a principios del siglo XX (II)

03.11.18 | Antonio Moreno Hurtado

Una emigración egabrense a Hawái a principios del siglo XX (I)

03.11.18 | Antonio Moreno Hurtado

Carlos Gardel en 1918

03.11.18 | Manuel Guerrero Cabrera

Nueva viñeta de Jairo Jiménez para La Opinión de Cabra

02.11.18 | Jairo Jiménez

El pianista Daniel Carmona Gómez, hizo una actuación de lujo en el Centro Filarmónico Egabrense

24.10.18 - NOCHES FILARMÓNICAS | Rafael Nieto López

La Ley como escondite político

01.10.18 | Javier Vilaplana Ruiz

Otoño... ¿llegó?

30.09.18 | Jairo Jiménez

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream